La Fundación Colombiana de Leucemia y Linfoma elaboró una encuesta a pacientes con cáncer para identificar los riesgos, limitaciones y dificultades de acceso a los servicios de salud durante la cuarentena por la COVID-19.

Esta encuesta se realizó en Bogotá y Bucaramanga a 315 pacientes oncológicos: cáncer de mama (73.9 %), diagnósticos hemato oncológicos (22,1 %) leucemia, linfoma y mieloma múltiple y otros diagnósticos oncológicos (3.9 %).

Uno de los resultados determinó que más de la mitad de los pacientes con cáncer, el 52 % (164) no tiene garantizado un sustento económico durante la cuarentena, el 70.4 % (222) de los pacientes no trabaja actualmente y el 38,4 % no conoce acerca de las ayudas y programas del Gobierno.

Sin embargo, solo el 11,4% ha recibido ayuda del estado, gracias a que pertenece a alguno de los grupos vulnerables.

En lo que tiene que ver con el acceso a los servicios de salud, el 53.9 % de los pacientes, 170, reportó tener alguna dificultad durante la cuarentena. Las principales fallas son:

Cancelación de citas con especialista por parte de la IPS/ EPS (24.7 %)

Demora en entrega de medicamentos (13.9 %)

Dificultades con traslados intermunicipales (4.4 %)

Cancelación o aplazamiento de aplicación/infusión del medicamento (4 %),  de cirugías (3.4 %) y de radioterapias (1.5 %)

Otro tipo de dificultades (13.1 %), como la demora en el trámite de autorizaciones para exámenes, procedimientos u hospitalizaciones.

La Fundación Colombiana de Leucemia y Linfoma, la Fundación SENOSama y la Fundación Amese, hicieron un llamado a las autoridades para vigilar de manera especial la atención integral de los pacientes con cáncer del país, y así evitar mayores complicaciones de salud e incremento de la mortalidad evitable.