La Fiscalía aún sigue tratando de reconstruir los hechos ocurridos el 18 de enero. El último día que se tiene registro de la niña Sara Sofía, quien está desaparecida desde la fecha.

NotiCentro1 CM& tuvo acceso a más de 20 declaraciones de testigos, quienes entregan varias versiones sobre el hecho. Dos de las declaraciones en el expediente, son de un par de niños que vivían con Sara Sofía.

Los menores dicen que vieron salir de su casa a la niña, en compañía de su madre Carolina Galván.

¿Hace cuánto no ven a Sara Sofía?, pregunta la fiscal.

‘‘Dos meses. La última vez que la vi fue saliendo de la casa donde vivo (…) Carolina iba bien arreglada con una maleta, llevaba un costal blanco lleno de cosas’’, dicen los niños.

Los menores dicen que no fueron presionados para entregar esa versión, que se suma a la versión dada por el padrastro, Nilson Díaz, quien dijo que la menor fue vendida.

Publicidad

‘’La niña se la había regalado a una señora en un carro en Patio Bonito, yo le pregunté si tenía algún dato de la persona a la que le había regalado la niña, ella decía que le dio un número de teléfono, pero que ella lo botó’’, testificó Díaz.

En la declaración en poder de la Fiscalía, incluso el padrastro, Nilson Díaz, dice que grabó a la mamá de la menor cuando le decía que regaló a la niña.

‘‘Tengo las grabaciones en el celular, en las que ella me dijo que la niña se la había regalado a una señora con un carro’’, agregó el padrastro.

Pero una de las versiones menos alentadoras es la rendida por una trabajadora sexual, que estuvo días antes de la captura de la madre, ella dice que Galván dijo que la menor está muerta.

‘‘Me comentó que antes de que la niña se durmiera se le había caído y se le había pegado con una tabla (…) dijo que ella sola había ido a tirar a la niña al caño’’, reveló la mujer.

Incluso, en otra declaración en el expediente, hay varias declaraciones de los policías que estuvieron en el caño, donde habría sido arrojada la menor. Allí llegaron en compañía de la madre.

Ellos describen que Carolina Galván no logró describir con exactitud dónde estaría el cuerpo de la menor.

‘‘No se encontraba en su cabales, ni en sus cinco sentidos, dándonos visualmente el comportamiento de una persona que está bajo efectos de alguna sustancia. Ella manifiesta que la botó a un caño’’, dicen los uniformados.

Vea también: Colectivos feministas piden tratar a mamá de Sara Sofía como víctima

La Fiscalía ordenó realizar un examen psiquiátrico a la mamá de la menor, quien es la única que conoce la verdad sobre el paradero de la niña.

Mientras tanto, Carolina Galván, y Nilson Díaz permanecen detenidos, a la espera de que la Fiscalía los llame a juicio por el delito de desaparición forzada.