Luego de una reunión que mantuvo el primer ministro de los Países Bajos, Mark Rutte, con el presidente de la República, Iván Duque, el mandatario europeo hizo el anuncio de la destinación de dos millones de euros adicionales para el Fondo Fiduciario de la Unión Europea que apoya a Colombia en materia de paz, y un aporte de cuatro millones de euros para la atención del problema migratorio generado desde Venezuela.

Los Países Bajos los apoyan y queremos ayudarles. Por eso es que pondremos a disposición de la Organización Internacional de Migraciones (OIM) cuatro millones de euros para apoyar el recibo de los migrantes venezolanos en la región

indicó Rutte.

De igual forma agradeció al Gobierno colombiano por el recibimiento a su delegación, integrada por varios ministros y empresarios de más de 110 compañías holandesas que según él, vienen “dispuestas a hacer negocios en este hermosísimo país”.

“Como vecino de Colombia, el Reino de los Países Bajos se siente muy involucrado y queremos apoyarlos siempre que sea posible. Y esa es la razón por la que estamos contribuyendo con dos millones de euros adicionales al Fondo Fiduciario de la Unión Europea”, agregó.

Finalmente, explicó que la misión empresarial que lo acompañó se centró en los sectores en los que su nación es líder, como agricultura, logística y transporte, manejo de agua y salud, y agregó que “hay buenas razones” para invertir en Colombia.