Desde antes de hacer parte del Conclave que lo eligió como Papa, Jorge Mario Bergoglio se caracterizó como un ser humano humilde. Siempre busca la austeridad en su vida cotidiana y ahora como sumo pontífice. Su nombre como Papa es inspirado en San Francisco de Asís. 

Un religioso italiano que se caracterizó por llevar el evangelio bajo una premisa de humildad y pobreza.

Francisco lleva esto a la práctica, quien decidió no vivir en el lujoso apartamento papal, sino que lo hace en la Casa de Santa Marta.

Al Papa no le gusta estar aislado, le gusta compartir con los ancianos, con los niños y con los más necesitados.

Una de las grandes características de este Papa es que se ha basado en luchar contra las injusticias: su estilo de vida poco lujoso es muestra de ello.

Noticias UNO.