En medio de la crisis humanitaria que vive Venezuela y el creciente número de ciudadanos del vecino país que llegan a Colombia, el Gobierno nacional reveló una dramática cifra: 880 niños venezolanos están bajo custodia del Bienestar Familiar, por abusos de sus padres, sobre todo por ponerlos a pedir limosna.

La dramática cifra fue revelada por Felipe Muñoz, funcionario designado por el presidente Iván Duque como gerente para la frontera y quien está al frente de las acciones de atención a ciudadanos venezolanos por parte del estado colombiano.

«Tenemos cifras muy positivas en cuanto a la atención que les hemos dado a los ciudadanos venezolanos que llegan a nuestro país: en lo corrido del Gobierno Duque hemos atendido a 120.000 personas con consultas médicas; a 50.000 niños entre, los cero y los cinco años de edad, el Bienestar Familiar les ha brindado atención prioritaria y ya 30.000 menores de edad venezolanos tienen cupos escolares en colegios y escuelas. Además, el Bienestar Familiar tiene bajo su custodia, para restituirles sus derechos, a 880 niños», le reveló a CM& el gerente de la Frontera, Felipe Muñoz.