Partido FARC denuncia otro asesinato de un desmovilizado en Colosó, Sucrenacional

Partido FARC denuncia otro asesinato de un desmovilizado en Colosó, Sucre

Redacción Digital / EFE - 11 de marzo del 2020 1:30 pm

El partido de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) denunció este miércoles el asesinato del excombatiente Edwin de Jesús Carrascal, perpetrado en la noche del martes en el municipio de Colosó (Sucre).

Según el movimiento político, el desmovilizado se encontraba en su vivienda cuando dos hombres armados tocaron a su puerta, preguntaron por él y una vez lo identificaron le dispararon sin mediar palabra.

De acuerdo con declaraciones de Yuri Camargo, también desmovilizado de esta guerrilla, Carrascal fue «trasladado a la Clínica de Santa María de Sincelejo» por la gravedad de sus heridas pero allí falleció.

Según versiones de algunos testigos, los sicarios que se movilizaban en una motocicleta, huyeron del lugar pero dejaron allí dos armas de fuego.

La senadora del partido FARC, Sandra Ramírez, le pidió al Gobierno respuestas sobre las medidas que está tomando para detener el asesinato de los excombatientes.

«¡Exigimos que pare este exterminio, exigimos garantías!», indicó la senadora a través de su cuenta de Twitter.

Frente a esto, Sandino aseguró que «el hogar de los exguerrilleros se ha convertido en el lugar más inseguro para ellos. Este viene siendo el ‘modus operandi’ de los victimarios».

El pasado 6 de marzo, el movimiento creado luego del acuerdo de paz pidió a las autoridades investigar el homicidio de la también desmovilizada, Astrid Conde Gutiérrez en Bogotá.

El constante asesinato de exguerrilleros de las Farc que se acogieron al acuerdo de paz llevó a que el pasado 25 de febrero centenares de personas se manifestaran con un cacerolazo en el centro de Bogotá para exigir al Gobierno colombiano que detenga lo que consideran un «genocidio».

Según cifras del partido FARC, desde el 1 de diciembre de 2016, cuando entró en vigor el acuerdo de paz firmado una semana antes, 189 excombatientes han sido asesinados, lo que supone una media de casi cinco al mes.

La ONU alertó el 31 de diciembre del año pasado que solo en 2019 al menos 77 exguerrilleros fueron asesinados en Colombia, y denunció además 14 desapariciones y 29 intentos de homicidio.

Estos asesinatos llevaron al organismo a calificar el 2019 como «el año más violento» para los desmovilizados de las FARC que se acogieron al acuerdo de paz de Colombia.