El Partido Liberal colombiano solicitó a través de una carta firmada por su director nacional, el expresidente César Gaviria, y dirigida al presidente Iván Duque, que “dada la actual coyuntura social y económica, se decrete un incremento del salario mínimo de al menos el 7 %”.

“Solo un aumento de ese nivel garantizará un aumento real en el poder adquisitivo de los ingresos de los trabajadores de los colombianos y un consecuente aumento de la demanda interna que dinamice la economía y nos permita, por fin, lograr un crecimiento cercano al 4 %”, afirma el exmandatario en la misiva.

Aunque reconoce que un aumento de casi el doble de la inflación genera riesgos de desestimulo a la formalización de la economía, asegura que “nos obliga es a convenir y echar adelante una audaz política dirigida a conseguir ese objetivo y no a sacrificar a los trabajadores formales”.  

Asimismo, Gaviria explica que en el Parido Liberal comparten la tesis de muchos economistas, que incluso han sido galardonados con el premio Nobel que “un modesto incremento en el salario mínimo podría mejorar el bienestar de los trabajadores de menores salarios y no tendría los efectos negativos que proclaman los críticos de estas medidas”.

Finalmente, ratifica que dichos economistas han dicho desde hace veinte años que “el peso de las evidencias sugiere que modestos incrementos en el salario mínimo han tenido muy poco o ningún efecto en el empleo”.