Un dramático relato, sobre la forma cómo fueron atacados con armas de fuego los policías mientras atendían el saqueo de un grupo de encapuchados a una tienda de cadena en Cali, hizo este viernes el patrullero Marvin Lisalda Benítez.

“Nunca había vivido tantos disparos”, dijo el uniformado, quien considera que es un verdadero milagro el hecho que él y sus compañeros hubieran sobrevivido a los disparos que les hicieron en medio de la noche.

En los hechos, además del patrullero Lisalda, también resultó herido con impactos de bala el patrullero Sergio Ricardo Bravo.

 

Le puede interesar: Alarma por el “hongo negro”: lo califican como epidemia y afecta a convalecientes de COVID-19

 

“Uno siente un orgullo que todos los compañeros salieron sin novedad a pesar que dos resultamos heridos”, agregó.

Por ahora, el patrullero que pertenece a la Policía Metropolitana de Cali se recupera de las heridas.

En todo Colombia, durante las manifestaciones que iniciaron el 28 de abril han sido lesionados 1.021 uniformados, de los cuales 53 son mujeres.