El presidente de la República, Juan Manuel Santos, durante la Feria Internacional del Medio Ambiente, FIMA 2018, en compañía de los ministros de Medio Ambiente, Luis Guillermo Murillo y de Agricultura, Juan Guillermo Zuluaga, firmó la resolución que define la frontera agrícola del país y le pone límite a la deforestación.

El mandatario informó que se han incrementando la áreas de restauración de los bosques en el país, ya que en el año 2010 eran 14.700 hectáreas, mientras que en el 2018 van 121.000.

Asimismo, confirmó que “no va la llamada Carretera Marginal de la Selva”.

De igual forma, resaltó que en Colombia hay 40 millones de hectáreas cultivables de las cuales en la actualidad tan solo 7,6 millones se laboran. “Existen 60 millones para proteger”, explicó.

Santos advirtió que habrá “garrote” contra mafias, usurpadores de tierras y narcotraficantes, pues se han dispuesto 15 batallones de Selva y Alta Montaña para que tengan como misión principal proteger las fronteras agrícolas.  

Asimismo, destacó que se está cumpliendo con el acuerdo de paz y con el desarrollo rural integral al definir la frontera agrícola que era uno de los objetivos para poder aprovechar el potencial como posible despensa hacia al mundo que tiene Colombia.

Publicidad

Finalmente, hizo énfasis en que el país fue el que propuso los objetivos de desarrollo sostenible en Brasil y que el definir la frontera agrícola del país, que catalogó como algo “histórico”, va a ayudar “con un compromiso que tenemos con el mundo entero”.