20/10/2017

El Consejo Noruego para Refugiados (CNR), Organización No Gubernamental (ONG), repudió este viernes el asesinato del líder comunitario José Jair Cortés, ocurrido el pasado martes 17 de octubre y le pidió al Gobierno reducir «a cero» los crímenes de líderes comunitarios.

«Pedimos al Gobierno de Colombia que reduzca a cero el número de asesinato de líderes e implemente todas las medidas necesarias para lograr rápidamente una paz duradera que beneficie a las poblaciones más vulnerables», manifestó la ONG en un comunicado.

José Jair Cortés, era uno de los miembros del Consejo Comunitario del territorio de Alto Mira y Frontera en el departamento de Nariño, fronterizo con Ecuador, este fue asesinado en días pasados en el municipio de Tumaco.

La organización añadió que rechaza toda acción que atente contra la vida, la libertad y la integridad física de la población civil y la utilización de medios que generan temor en la población y violen los derechos territoriales, étnicos, políticos y educativos del Consejo Comunitario Alto Mira y Frontera.

«En este territorio es evidente que el acuerdo histórico con las Farc no ha resultado en una paz inmediata», agrega el comunicado en el que recuerda que en el municipio de Tumaco han ocurrido cuatro desplazamientos masivos y al menos 2,625 personas han sido obligadas a abandonar sus hogares entre enero y octubre del este año.

El CNR, que trabaja en Colombia desde 1991, añade que el asesinato de activistas y líderes sociales, las amenazas y ataques contra civiles continúan y que «15 líderes del Consejo Comunitario de Alto Mira y Frontera están amenazados, y que tres de sus líderes han sido asesinados».

Publicidad

El Gobierno nacional y las Farc firmaron en noviembre de 2016 un acuerdo de paz por el cual ese grupo se convirtió el pasado 1 de septiembre en partido político y avanza, después de concluir su desarme, en el proceso de retorno de sus integrantes a la vida en sociedad.

Redacción Internet – CM&