Con el aumento del 8 % en el valor galón de gasolina en 50 municipios, comenzaron a sentirse los estragos del cierre de la vía Bucaramanga-Bogotá a la altura de Curos, tras la avalancha que hace 36 horas dejó tres muertos, seis desaparecidos y graves daños viales en la región.

Farid Jones, presidente de la Federación de Empresarios de Biocombustibles y Energéticos de Colombia, afirmó que “no tenemos cómo llevar el combustible de Bucaramanga de las plantas donde quedan, a las de donde se abastecen las estaciones de servicio de esta zona y tienen que optar por cargar en Facatativá, Cundinamarca, lo que hace que se aumente automáticamente el precio de la gasolina y de los combustibles, adicionalmente el flete se aumenta por esta razón cerca de $600”.

Entre tanto, la búsqueda de las seis personas desaparecidas en la avalancha ha resultado infructuosa, las familias denunciaron falta de apoyo en el rescate. Para mañana se espera la visita del presidente Duque a la zona de la tragedia.