Periodistas colombianos rechazaron el asesinato del periodista Felipe Guevara Henao, quien falleció este miércoles tras resultar gravemente herido el pasado lunes durante un ataque de sicarios en Cali.

Con velas blancas y fotos de Guevara, quien falleció a los 27 años de edad, una veintena de periodistas se manifestó en Cali para exigir justicia por el crimen que conmocionó al país.

“Nos ha dado muy duro porque era un pelado muy acucioso, que tenía futuro y madera para el periodismo, y sobre todo por las condiciones en las que se da, en su barrio, cerca a su casa”, dijo a Efe el periodista Wilson Morales.

Guevara, reportero del área judicial del periódico Q’hubo, de la casa editorial El País, recibió el lunes en la noche cuatro impactos de bala, dos en el estómago, uno en el tórax y otro más en una pierna.

El periódico, en el que Guevara trabajaba desde hace tres años, informó que tras dos días de permanecer en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), el periodista falleció en horas de la tarde de este miércoles.

Según el medio, Guevara, quien fue sometido a dos cirugías de urgencia por los impactos que recibió en el estómago, no soportó la gravedad de las lesiones y falleció en una clínica de Cali.

Preocupación del gremio periodístico

Periodistas de Cali y de todo el país han rechazado a través de mensajes en redes sociales el atentado, al tiempo que pidieron a la justicia aclarar los hechos con celeridad y no descartar ninguna hipótesis sobre el crimen.

“Es vital para nosotros que las autoridades puedan esclarecer (el caso) porque han pasado tres días desde el ataque y hasta ahora no se sabe nada”, agregó Morales.

Por su parte, la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) manifestó horas antes del fallecimiento del joven reportero su preocupación porque la Policía hubiera descartado “anticipadamente la relación de estos hechos con su actividad periodística”.

“La FLIP le hace un llamado a las autoridades para que realicen una investigación seria, imparcial y diligente sobre estos hechos y que se tenga como primera línea de investigación la relación con su oficio”, agregó la FLIP.

Fuentes consultadas por la FLIP, entre ellos periodistas colegas de Guevara, manifestaron que desde hace un par de años él había recibido amenazas que estarían relacionadas con su trabajo periodístico, razón por la cual había tenido que irse en 2017 del barrio Mariano Ramos, donde ocurrió el ataque.

Investigación de las autoridades

El alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, confirmó al finalizar un consejo de seguridad extraordinario que en el 2017 Guevara denunció ser víctima de amenazas de muerte y anunció “una investigación de muy alto perfil” con las autoridades que están al frente del caso.

“Frente a esta situación hemos tomado la decisión de incrementar a 50 millones de pesos (unos 14.285 dólares) la recompensa para cualquier persona que nos brinde información en relación a quienes causaron este asesinato”, aseguró Ospina.