El caso de una perrita, a quien sus dueños le cosieron la vulva para evitar que tuviera hijos, ha generado indignación entre los habitantes del municipio de Toledo, en Norte de Santander.

La fundación ‘Lógico & Zoo’ logró socorrer al canino y reveló el maltrato que sufría, encontrando un testimonio «desgarrador y descarado sobre la forma en que cometieron tal fechoría».

Según la versión del grupo animalista, los dueños justificaron su actuar porque querían evitar la reproducción de la perrita.

Publicidad

Por fortuna, una inspectora de Policía en el corregimiento de Gibraltar logró socorrer a ‘Maya’ —nombre que le pusieron a la perrita— y así llevarla a un centro veterinario donde se le retiraron los alambres.

‘Lógico & Zoo’ contactó a la Policía para garantizar la atención a la víctima, así como los trámites legales contra los agresores ante la Fiscalía.

Recientemente, la fundación comunicó que ‘Maya’ ya se encuentra en un hogar de paso mientras afronta su recuperación, y a la espera de exámenes clínicos para evaluar su estado.

 

 

Los dueños serán judicializados

La Fiscalía General de la Nación, en coordinación con la Policía, asumió el caso de maltrato animal.

«La Fiscalía busca garantizar que los responsables de este lamentable hecho reciban las sanciones que el Código penal contempla», escribió en su cuenta oficial de Twitter.

 

 

Asimismo, la entidad invitó a las alcaldía y gobernaciones a que realicen «control ético» de las poblaciones caninas y felinas para evitar este tipo de situaciones.