Los funcionarios de la clínica Unidos por la Vida no aguantaron más y decidieron detener sus actividades para reclamar el salario que les deben.

Hasta la fecha no se nos han pagado lo que hemos laborado del 24 de febrero al 24 de marzo, nos reunimos, pero la respuesta de ella es que no había plata“, dijo el auxiliar de enfermería Andrés Sándrez.

Este centro asistencial atiende exclusivamente a pacientes con coronavirus, sus UCI están a la máxima capacidad y el personal de la salud de primera línea pide cumplimiento en su pago.

Trabajamos por vocación, así cada uno tiene obligaciones en nuestros hogares, que por favor cuando nos digan una fecha de pago pues que sea esa fecha, ya se viene presentando esto“, manifestó la trabajadora de la clínica Cristina Ibarra.

Por su parte, directivas de la clínica explicaron a través de un comunicado que solo deben 10 días debido la deuda que tienen las EPS y gestionan $1.800 millones que se destinarán al pago de los salarios.