En un emotivo encuentro con la ministra de Trabajo, Gloria Inés Ramírez, las centrales obreras presentaron su primer pliego de peticiones al Gobierno de Gustavo Petro en el que plantean un “revolcón” en la contratación laboral.

Entre las peticiones está la eliminación de los contratos de prestación de servicios, en aras de reconocerles a millones de trabajadores, las garantías que hoy no tienen.

 Le puede interesar: Corte Suprema remite a la Fiscalía las investigaciones contra Armando Benedetti

Cómo se sabe, esta modalidad de contratación no reconoce el pago de prestaciones, vacaciones, horas extras y nocturnas, ni afiliación al subsidio familiar.

El Presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, Francisco MALTÉS, dijo que se está buscando negociar con el Gobierno el ingreso a la planta de personal de unos 700 mil trabajadores del sector público que se encuentran bajo la modalidad de prestación de servicios.

La ministra Ramírez, quien tiene una larga trayectoria sindical, se comprometió a incluir las propuestas de las Centrales Obreras en la reforma laboral que será presentada el próximo año ante el Congreso de la República.

Le recomendamos leer: La operación de la hidroeléctrica El Guavio sigue en riesgo tras no llegar a un acuerdo con la comunidad

La Ministra aprovechó para advertir que el Gobierno no está dispuesto a permitir que la tercerización laboral siga deteriorando las condiciones laborales de miles de trabajadores.

Las propuestas de los sindicatos serán discutidas en la mesa de concertación laboral que será convocada en las próximas semanas.