Un llamado a los organismos de control hicieron las autoridades del Valle para regular el precio de los medicamentos como sedantes cuya escasez imposibilita abrir nuevas camas de unidad de cuidado intensivo.

Las autoridades de salud en el Valle buscan adquirir medicamentos para poder habilitar al menos cien camas que están cerradas por falta de insumos médicos.

«Con el ministerio se está haciendo una importación desde Chile y nosotros con recursos frescos en la mano estamos tratando de comprar a más precio para abrir camas y disminuir la presión que tenemos ahora», indicó María Cristina Lesmes, secretaria de Salud del Valle.

De igual manera, la Gobernación manifestó que urge una revisión de los precios de sedantes teniendo en cuenta que su adquisición de es urgencia.

Publicidad

Actualmente de 1.057 camas uci en el valle el 93% están ocupadas.