Piedad Córdoba regresa a la política. La Sección Segunda del Consejo de Estado tumbó la sanción disciplinaria de 14 años de destitución e inhabilidad que la Procuraduría General de la Nación de Alejandro Ordóñez impuso a la exsenadora liberal, Piedad Córdoba, por supuestamente haber aportado a la campaña a la Cámara de uno de sus exasesores.

Según el Alto Tribunal, las pruebas presentadas eran insuficientes y la decisión de la Procuraduría «se basó solo en indicios».

En 2010, la Procuraduría también sancionó a Córdoba con 18 años por presuntos vínculos con las Farc. En agosto de 2016 el Consejo de Estado tumbó la decisión de Ordóñez porque consideró que las pruebas fueron «ilegalmente recaudadas».

Publicidad

El trabajo político de Córdoba inició en el partido liberal y en los últimos años lidera el movimiento político Marcha Patriótica, asociación que ha sido víctima de persecución y amenazas a sus dirigentes.