Las descargas con las denominadas “pistolas taser” afectan los órganos vitales con los choques eléctricos que producen, según la explicación de los cardiólogos y especialistas en el tema.

A propósito del fallecimiento de un estudiante de Derecho en Bogotá, tras un procedimiento policial que ha generado gran indignación.

El médico cardiólogo y electrofisiólogo, Alberto Negrete, explicó a NotiCentro1 CM& que “cuando una persona recibe una descarga con una pistola eléctrica, se produce una contracción muscular tan intensa, que la persona queda paralizada por algunos segundos”.

En estos casos, la intensidad y la cantidad de corriente que pueda recibir una persona con descargas de estos artefactos, también depende otros factores, según el concepto médico.

“Si la persona está sudada, la posibilidad de que la cantidad de energía que entre al cuerpo sea mayor. Si esta persona ha estado tomando alcohol o toma algunos medicamentos, esto puede favorecer la formación de arritmias y en algunos casos podría producir y paro cardiaco”, explicó el especialista.

Publicidad

En general, los cardiólogos consideran que las personas más vulnerables a las descargas de las llamadas ‘’pistolas taser’’ son aquellas con factores de riesgo cardíaco, arritmias o que usan marcapasos.

Algunas estadísticas médicas indican que en EE. UU, en los últimos 10 años han fallecido alrededor de 500 personas como consecuencia de procedimientos con descargas de corriente con las denominadas armas taser.