Las vacaciones de la Semana Mayor en la ciudad de Santa Marta, no se detendrán por la falta del agua potable, debido a las garantías del plan de contingencia que la empresa Essmar del Distrito ha diseñado para propios y turistas.

Ingrid Aguirre, gerente de Essmar, afirmó que “con los brazos abiertos, los gremios esperan a los turistas nacionales e internacionales en estas vacaciones de Semana Mayor”.

El plan de contingencia ya está en los barrios con carros que depositan hasta 10.000 litros de agua en los tanques.

Publicidad

Directivos del Essmar anunciaron que el Distrito no le renovará el contrato a la empresa Veolia que administra el preciado líquido de la ciudad.