El glifosato ya está siendo utilizado por la Policía Antinarcóticos en un plan piloto que adelanta en el municipio de Tumaco, departamento de Nariño, que es uno de los más afectados por los cultivos ilícitos.

El plan piloto ha sido desarrollado durante 25 días por una valor de 78 millones de pesos; el total de hectáreas asperjadas es de 111,21, el promedio diario de hectáreas asperjadas es de 4,4 y la efectividad de la prueba arrojó un 79 %.

Se realiza con dos drones; así lo revelará el Ministerio de Defensa en un debate programado para este martes por la Comisión Segunda del Senado que analizará los usos y efectos del glifosato en el combate contra cultivos ilícitos.

La cartera de Defensa también informará que espera ampliar el programa para los departamentos de Nariño y Putumayo, con la contratación de ocho drones, equipos con los cuales puede asperjar de manera aérea a baja altura los cultivos ilícitos.