El alcalde de Cali propone un gran acuerdo nacional para la vacunación contra el COVID-19. Pide involucrar a todos los sectores y ampliar la cobertura en la primera fase.

Las autoridades se preparan para custodiar las vacunas que llegarán a Cali y también para evitar fraudes con el proceso como la suplantación de identidad.

“Es el riesgo que existe de personas que puedan querer obtener la vacuna que no sea por la vía que el Estado ha planificado», indicó Carlos Rojas, secretario de Seguridad de la ciudad.

En Cali se requieren 1’800.000 vacunas para inmunizar a 900 mil personas y actualmente verifican los protocolos en las IPS de la ciudad.

«Verificamos desde el agendamiento, aplicación de la vacuna, zona de recuperación y cómo manejarán adversos y disposición de insumos finales», aseguró Miyerlandi Torres, secretaria de Salud de Cali.

Y aunque el personal de la salud, con comorbilidades y mayores de 80 años estarán en la primera fase, el alcalde de la ciudad, Jorge Iván Ospina, propuso ampliar la inmunización para las personas que brindan un servicio esencial, pero no comparte que las EPS sean las encargadas de buscar a los pacientes.

Publicidad

«Entender que las EPS han estado en deuda con el país y la sociedad colombiana en la prestación del servicio, quizás no sean las EPS las idóneas para identificar a esas personas de la vacuna», añadió el mandatario local.

Ospina reiteró la disponibilidad para comprar biológico adicional con el fin de llegar a mayor cantidad de habitantes.