El precio por encima de 50 dólares para el barril de petróleo sería posible a comienzos del año entrante, si los planes que Arabia y Rusia organizaron llegan a concretarse.