En las afueras de la Cuarta Brigada, con una sábana con más de 100 fotos de desaparecidos, las víctimas de falsos positivos de Antioquia pidieron que el general Mario Montoya diga toda la verdad ante la Jurisdicción Especial Para la Paz, JEP.

«Montoya tiene dentro de las víctimas que exigen verdad de él, alrededor de 2000 personas, desde que era comandante de la Cuarta Brigada», indicó Sergio Arboleda, abogado de la Corporación Jurídica Libertad.

En la operación Orión, en octubre 2002, la Comuna 13 – San Javier de Medellín fue un verdadero campo de batalla. Las balaceras se presentaban a cualquier hora.

«Veíamos como caían niños, adolescentes o sea fue una cosa horrible, y fue todo el día», manifestó Luz Elena Salas, madre de una víctima de la operación Orión.

La hija de 17 años de la señora Margarita Restrepo y otros dos adolescentes están desaparecidos hace 16 años.

«Mi hija fue desaparecida el 25 de octubre del 2002 en la Comuna 13, no solamente ella sino con otros dos compañeros. Eso fue en la operación Orión y días antes de la operación Orión, fueron amenazados por la Fuerza Pública», sostuvo Restrepo.

La Cuarta Brigada del Ejército al mando del general Montoya, pretendía retomar el control que tenían las milicias urbanas de las Farc.

Publicidad

«Las políticas del general Montoya decían que las bajas no son lo más importante sino lo único», aseguró Luis Castillo, abogado de las víctimas de la operación Orión.

77 muertos, 90 desaparecidos, 300 detenidos arbitrariamente y 70 víctimas de tortura son los reportes de las organizaciones de derechos humanos sobre lo ocurrido en la operación Orión en la Comuna 13 de Medellín.