En tres meses la EPS Medimás tendrá que demostrar si cumple con todos los requisitos para poder seguir operando. Así está contemplado en una resolución de la Superintendencia Nacional de Salud que le da varias órdenes a la empresa promotora de salud.

En la resolución se advierte que Medimás tendrá dos meses para terminar de subsanar los problemas que tienen en cuanto a la cobertura en la red que le presta servicios y para disminuir los índices de peticiones, quejas y reclamos.

A la par de esto, también se le dio tres meses para que demuestre que cumple con las condiciones financieras y de solvencia necesaria, y para mostrar cuáles han sido los avances en los tiempos en asignación de citas, entrega de medicamentos y fórmulas médicas completas y oportunas.

Adicional a esto, tiene un mes de plazo para que aporte todos los documentos que exige la ley para demostrar el cumplimiento de todas las condiciones que debe tener para su funcionamiento.

En la resolución se advierte que el incumplimiento de los plazos establecidos dará lugar a la pérdida de la autorización de funcionamiento. Además, deberá solicitar autorización para la realización de cualquier tipo de transacción que involucre los activos fijos de la entidad.