De esta manera, los consumidores de productos crediticios en cooperativas, fondos de empleados, asociaciones mutuales y cualquier tipo de sociedad tendrán derecho a efectuar pagos anticipados (totales o parciales) en cualquier momento sin incurrir en ningún tipo de penalización. Este proyecto es complemento de la ‘ley de pago anticipado de créditos bancarios’, vigente desde el año 2012.

Al proyecto de ley le hace falta la conciliación y luego la sanción presidencial.

“Habíamos logrado ya eliminar las multas por prepagar los créditos en entidades financieras, pero nos hacían falta las cooperativas y todas las entidades vigiladas por la SuperSolidaria donde todavía se sanciona al ‘buena paga’, es decir, a la persona que quiere pagar de manera anticipada. Esta iniciativa beneficiará a más de seis millones de asociados al sector solidario”, señaló el senador David Barguil.

La iniciativa también contempla que las entidades estarán obligadas a brindar al usuario información transparente y oportuna en el momento previo al otorgamiento del crédito sobre la posibilidad de realizar pagos anticipados de su obligación.

Los clientes tendrán derecho a decidir si el pago parcial que realizará lo abonará a capital con disminución de plazo o a capital con disminución del valor de la cuota de la obligación.