A dos días de concluir las sesiones ordinarias del Congreso, el proyecto de ley que reglamenta los pliegos tipo para la contratación estatal está en «cuidados intensivos» por cuenta del aplazamiento de la conciliación en la plenaria de la Cámara de Representantes.

Mientras los conciliadores encabezados por la representante del Partido Verde, Juanita Goebertus, aseguraron que si bien el proyecto no responde en su totalidad con el objetivo de frenar la corrupción en la contratación estatal con los llamados «pliegos sastre», la iniciativa sí contiene normas que generan más transparencia en la firma, ejecución y seguimiento de los proyectos regionales.

Sin embargo, parlamentarios de las regiones en cabeza del representante de San Andrés, Jorge Méndez de Cambio Radical, encabezaron la negativa a votar esta conciliación. Asegura el parlamentario que el proyecto responde a intereses centralistas y no tiene en cuenta a los contratistas regionales de quién dice «no se puede generalizar como corruptos».

Otro crítico de la conciliación fue el representante de Antioquia, Jhon Jairo Roldán, quién lamentó que se acogiera el texto del Senado en donde asegura «el señor Juan Martín Caicedo, presidente de la Cámara Colombiana de la Infraestructura, fue uno de los asesores y quién por supuesto tiene intereses particulares, es decir, defiende a los grandes contratistas sin tener en cuenta a los empresarios locales».

Este jueves 18 de junio se volvería a poner en consideración la conciliación de este proyecto, pero sino se acoge el texto del Senado, se hundiría en el Congreso.