Al inicio de la construcción del tramo uno de Transcaribe, realizado hace más de 10 años, expertos aseguraron que, a largo plazo, está terminaría ocasionando afectaciones en las murallas de Cartagena por las vibraciones de estos vehículos. Sin embargo, la Sociedad Colombiana de Geotecnia emitió un concepto favorable precisando que esto no las afectaba.

Jorge Rocha, ingeniero estructuralista de la Sociedad de Ingenieros de Bolívar y miembro del Comité Técnico del Instituto Patrimonio y Cultura, explicó: «antes de que arrancaran los articulados se presentaron unas denuncias en el Concejo Distrital donde se exigía la construcción de las protecciones».

Posteriormente entre 2009 y 2010, se realizó un contrató de estudio entre el Ministerio de Cultura y Fonade, donde de acuerdo con Rocha se estableció que la parte estructural de los lienzos de las murallas se habían desestabilizado.

«Ese diseño reposa en manos del ministerio, en manos de Transcaribe, en manos de la Escuela Taller, todos conocen ese proyecto pero no ha sido posible su construcción», indicó Jorge Rocha.

¿A qué se refiere esta protección?

«La protección es una zanja común y corriente de 30 o 40 centímetros de ancho, confirmada por dos paredes de bloque cerámico y en el centro un núcleo, hay icopor de alta densidad, que se encargan de asumir las vibraciones que produce la rueda, al tránsito de los carros sobre el pavimento», agregó Rocha.

El director de las obras de Escuela Taller/ Ministerio Cultura, Mario Zapateiro, aseguró: «básicamente lo que va a hacer es romper la onda vibratoria que transcurra por el suelo. Este es un suelo arenoso y efectivamente esta onda al momento de llegar a este muro, se disipa».

La Unesco, en su primer reporte frente a 2010, por primera vez hace mención al posible impacto que podrían generar las vibraciones de Transcaribe que aún no entraba en operación.

El miembro de Icomos y del Comité Científico de Fortificaciones, arquitecto restaurador Jaime Correa, afirmó: ‘’luego, en el mismo reporte, en la versión de 2014 que es el último que está colgado en el portal de Unesco, el factor de riesgo ya no aparece en ese reporte. Hoy a estas alturas, no hay indicadores que muestren que la muralla está sufriendo ninguna afectación».

El valor de dicho proyecto fue avaluado en 240 millones de pesos, los conceptos están fracturados, pues mientras algunos aseguran que es posible un colapso de la muralla, otros insisten que este tipo de protecciones son alarmistas e irresponsables.

¿Por qué informarse con el Canal 1?

Recuerde que en el sistema informativo del Canal 1 puede encontrar temas de actualidad sobre las regiones, la política, la economía y los acontecimientos a nivel nacional e internacional.

Lea más noticias en el Canal 1