Los médicos residentes de Colombia tendrán derecho a recibir un salario mensual por el trabajo que realizan en las clínicas y hospitales gracias a un proyecto de ley que fue aprobado en el Congreso de la República.

Más de cinco mil médicos residentes, que actualmente no reciben ningún pago por su labor, se verán beneficiados con esta ley que les reconocerá mínimo tres salarios para sostenerse y poder pagar sus estudios.

El ponente del proyecto en el Senado, Jorge Iván Ospina, señaló que los residentes son personas que trabajan jornadas muy extensas sin recibir un reconocimiento económico que necesitan para poder especializarse.

“Los recursos para el proyecto pueden provenir de varias fuentes. En primer lugar, del 0.5 % de las cotizaciones del régimen contributivo; en segundo lugar, del Presupuesto General de la Nación; en tercer lugar, de los excedentes de las cajas de compensación; o de becas créditos”, indicó el senador Ospina.

Por su parte, el presidente del gremio que reúne a las EPS, Acemi, Jaime Arias, sostuvo que es justo el reconocimiento a la labor de los residentes, pero que le preocupa que se financie el proyecto con recursos de la salud.

“Los recursos de la salud son exclusivos de la salud, no para invertirlos en educación, y si el proyecto pretende esto, entonces debería ser objetado por el Gobierno Nacional. Este es un tema que le corresponde más al sector de la educación y no debe ser asumido por el sistema de salud que ya bastantes limitaciones tiene”, indicó Arias.

Por su parte, el presidente de la Asociación Nacional de Internos y Residentes, Luis Carlos Leal, indicó que el proyecto aprobado por el Congreso dignifica la labor del médico que no recibe ningún pago por la labor profesional que realiza en las instituciones hospitalarias.

“Es injusto decir que los recursos del sistema de salud no pueden ser utilizados para la preparación de los médicos que son los que atienden a todos los colombianos y les salvan la vida, desconociendo que, muchas veces, las EPS utilizan los recursos para otras cosas”, puntualizó el médico.

El proyecto de ley pasará a conciliación y luego tendrá que ser sancionado por el presidente de la República, aunque desde ya, se vaticina una gran polémica porque se necesitan 120 mil millones de pesos para su financiación.