Ciudadanos colombianos denuncian sentirse chantajeados por parte del Gobierno chileno, que los ayudó con un vuelo para volver al país.

Debido a la difícil situación que enfrentan en medio de la crisis desatada por la pandemia del coronavirus, pero en cambio los puso contra la espada y la pared.

Aproximadamente 300 connacionales tuvieron que firman una polémica declaración jurada que les prohíbe regresar al país durante 9 años y pide su renuncia a toda solicitud de residencia o de refugio.

Estas condiciones enmarcan en el plan humanitario de regreso ordenado aprobado por el Gobierno de Sebastián Piñera en 2018, que en su momento fue calificado como una política de deportación encubierta.

El polémico trato fue revisado por una corte de apelaciones que dejó sin efecto el compromiso firmado por los colombianos, que aún no tienen una fecha de regreso después de que se canceló el vuelo que tenían programado.

Publicidad

Ampliación de esta y otras noticias en el video relacionado.