Luego de conocer la carta en la que el secretariado de la extinta guerrilla de las Farc pidiera perdón por los secuestros que cometieron, familiares de los 11 diputados del Valle del Cauca, secuestrados y luego asesinados, no están del todo satisfechos, dicen que para una verdadera reparación debe existir la verdad.

La carta de perdón expuesta por los integrantes de la extinta guerrilla de las es un paso para la reconciliación según familiares de los 11 diputados del Valle asesinados en 2007.

“Creemos que es un acto más que necesario para estar en el camino del perdón y la reconciliación. Llamar a estos actos como retenciones ilegales es darle semántica al estructurar algo que realmente es de fondo, es necesario este tipo de perdón, pero es lamentable que se dé después de que el expresidente Santos diga que este tipo de actos tiene que ser aceptados por las Farc”, aseguró Sebastián Arismendi.

Pero más allá del perdón y la reconciliación las víctimas del plagio ocurrido en 2002 claman por la verdad.

Le puede interesar: Consejo de Estado condenó a la Nación y deberá indemnizar con $23 mil millones a las familias de los 11 diputados asesinados por las FARC en 2007

“Los hemos perdonado, pero esperamos que cumplan con el requisito de la verdad y si no cumplen deben ser expulsados y pasar a la justicia ordinaria para pagar con las condenas completas por incumplirle a la JEP, con las víctimas, a la sociedad, con lo único que hemos pedido, la verdad”, aseguró Sigifredo López, exdiputado sobreviviente.

Publicidad

Luego que las FARC expresaran perdón por los secuestros, algunas víctimas esperan que digan la verdad de todo lo ocurrido para obtener un perdón completo.

En la misiva los que conformaban parte del secretariado de la guerrilla dijeron que se arrepentían por arrebatarle la libertad y dignidad a tantas personas.