La muerte de Daniel Stiven Sánchez causó conmoción en el barrio Siloé en Cali; su cuerpo incinerado fue rescatado de un establecimiento comercial un día después de los desmanes que ocurrieron el pasado 28 de mayo.

“Nos decían las personas, que los policías decían que ‘ahí se iba a morir’, que les gritaban a los de la primera línea y los de la brigada que no iban a dejar que lo ayudaran, mientras ellos le gritaban ‘él no es de aquí’, todos los muchachos dijeron que a ese niño nunca lo habían visto”, dijo la hermana de la víctima, Paula Sánchez.

Conozca más: Diálogo sin negociación: “Gobierno no quiere negociar pliego de emergencia, el paro sigue”: CNP

“Los de primera línea tienen una especie de sello, ellos están tatuados, a mi hermano le pueden mirar el cuerpo, él no tiene ese tatuaje“, precisó la hermana de Daniel.

Hoy las autoridades explicaron que la muerte del joven de 16 años no fue por el accionar de la Policía, como inicialmente se expuso.

Podría leer: Gobierno ordena entregar a EE.UU. al señalado narcoparamilitar Alexander Montoya Úsuga

 

 

“Cuidando la estación de Policía para que no fuera vandalizada, empiezan a arrojar piedras y bombas molotov; la Policía empieza a hacer avanzadas, ellos se retiran hacia el sector de la bomba de gasolina y el sector de Dollarcity“, expuso el general Juan Carlos León, comandante Policía Metropolitana de Cali.

“Allí prenden fuego al almacén y, al otro día cuando ingresan los bomberos, se encuentra el cuerpo de este menor. La policía no tuvo ninguna situación con este menor”, sostuvo el comandante León.

Lea además: En disturbios terminaron las movilizaciones en Medellín

También la Fiscalía reveló el dictamen de medicina legal donde indica que el menor murió por las quemaduras que sufrió en el lugar.

La causa de la muerte fue por exposición a vapores calientes y, en el trabajo que realizaron con radiología y diferentes elementos técnicos, el cuerpo no presenta fracturas, ni elementos metálicos, ni otros artefactos que hayan dado como consecuencia, la muerte de este ciudadano”, puntualizó el director seccional de la Fiscalía Jhon Freddy Encinales.

Las investigaciones continúan para determinar qué hacía la víctima en el lugar del incidente.