La Policía de Cartagena admitió la presunta participación de un uniformado en el homicidio de un domiciliario, durante un procedimiento policial; por esto abren investigación.

En el barrio La Candelaria, en Cartagena se presentó el hecho que acabo con la vida de un domiciliario identificado Carlos Herrera de 33 años.

Vea también: Todos los autos que se vendan en California a partir de 2035 serían de «emisión cero»

«El día de amor y amistad estábamos departiendo y llegaron unos policías con una actitud muy grosera (…) cuando nos íbamos a ir para la casa llegó un policía y le propinó un puñetazo a mi hermano en la cara (…) mi hermano salió corriendo y el policía le disparó por la espalda», afirmó el hermano de la víctima.

En principio, la Policía manifestó que se trataba de una pelea entre pandillas, sin embargo, en las últimas horas manifestaron que se abrió una investigación por este caso y que uno de sus uniformados presuntamente habría participado en este hecho.

Publicidad