El capitán Ányelo Palacios, quien denunció la supuesta red de prostitución al interior de la Policía Nacional llamada mediáticamente la Comunidad del anillo, fue destituido e inhabilitado por 12 años para ejercer cargos públicos, según fallo del inspector delegado de la Policía en Neiva.

Este fallo, de primera instancia, no tiene relación con las denuncias de la Comunidad del anillo. El inspector acusó a Palacios por el delito de prevaricato por omisión, ya que en 2015, en Florencia, Caquetá, no cerró un establecimiento público que estaba incumpliendo las normas.

Publicidad

El abogado Jesús Vergara Padilla, representante jurídico de Palacios Montero le aseguró a El Tiempo que a su cliente le violaron el debido proceso y duda de los testimonios entregados por parte de los trabajadores del establecimiento.

El Policía ha sostenido que este proceso es una retaliación en su contra por los hechos que ha venido revelando en los últimos dos años sobre la supuesta red de prostitución al interior de la Policía. Su defensa aseguró que apelará la decisión del Inspector.