El director de la Policía Nacional, general Henry Sanabria, entregó los primeros resultados contra los autores del atentado que mató a siete uniformados el pasado 2 de septiembre en el Huila.

Este sábado, el general Sanabria en compañía del general Javier José Martínez Gámez, jefe de Seguridad Nacional, dieron algunos detalles de la investigación que se adelanta tras el ataque contra la Policía en el Huila.

Conozca más: Terror en Bogotá: encuentran los cuerpos sin vida de tres mujeres, dos en Ciudad Bolívar y uno en la Autopista Norte

Según el director de la institución, la Policía Nacional junto con la Fiscalía General de la Nación y el Ejército, lanzaron la operación ‘San Martín de Tours’ con el propósito de establecer la autoría, determinación, favorecimiento y complicidad en los hechos.

Como resultado y con apoyo de la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos (DEA) las autoridades lograron obtener información que les permitió llegar a un sitio donde estaban ocultos “unos fusiles y otras armas que están siendo utilizados por la estructura que coordina y dirige las acciones contra las fuerzas armadas en los departamentos de Caquetá, Huila, Nariño, Valle del Cauca y Tolima”.

Le recomendamos leer: “God save the King”: Carlos III inicia su reinado con la promesa de seguir el ejemplo de Isabel II

En este procedimiento, las autoridades lograron la incautación de 14 fusiles, dos rifles, 16 proveedores, munición calibre 30 y una escopeta Mossberg. Este material se halló dentro de unas canecas plásticas bajo tierra, en la vereda Mandiva, ubicada a tres kilómetros del casco urbano del municipio de Santander de Quilichao (Cauca).

En esta medida, el general Sanabria señaló que dicha estructura sería el grupo residual de las disidencias de las Farc, ‘Comando coordinador de Occidente’, del cual dependen dos estructuras, ‘Dagoberto Ramos’ e ‘Ismael Ruiz’.

Quizás le interese: El funeral de Estado por Isabel II será el 19 de septiembre en Londres

Asimismo, el director de la Policía reveló que entre los elementos encontrados (un fusil de francotiro con mira telescópica, alcance de un kilómetro y munición calibre 5.56) la ‘Columna Móvil Dagoberto Ramos’ de las disidencias de las FARC, estaba preparando un nuevo ataque contra la fuerza pública.

“Frente a estos hechos, la Policía Nacional actualmente adelanta junto con la Fiscalía General de la Nación, el análisis balístico de estas armas“, sostuvo.

Finalmente, la Policía precisó que este es un golpe “importante para las finanzas y la logística armamentista de la organización en una suma cercana a los 250 millones de pesos”.

“De igual manera, son los encargados de ocultar los laboratorios y lugares de acopio para la producción de sustancias estupefacientes“, concluyó.

Cabe destacar que la organización multicrimen ‘Comando Coordinador de Occidente’ despliega su actuar criminal con siete estructuras más y una subestructura en los departamentos del Cauca, Valle del Cauca y Huila, desde donde se ordenó el ataque contra los policías.