Militares y más de 30 mil policías en calles para garantizar medidas de aislamiento obligatorionacional

Militares y más de 30 mil policías en calles para garantizar medidas de aislamiento obligatorio

- 24 de marzo del 2020 11:54 am

El ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, destacó que las Fuerzas Militares y la Policía Nacional continúan en acuartelamiento de primer grado para garantizar el cumplimiento de las medidas del Gobierno y las autoridades locales.

El funcionario se pronunció a pocas horas de que empiece a regir a nivel nacional el decreto firmado por el presidente de la República.

Más de 30 mil policías de vigilancia están en las calles de las ciudades y poblados, comprometidos directamente en las acciones de prevención del COVID-19.

Aseguró que el Ejército está listo para apoyar a la Policía y que en algunas ciudades ya se están haciendo patrullajes conjuntos.

También se han ubicado 306 puestos de control en las principales vías del país, en los que participan 7.200 uniformados de la Dirección de Tránsito de la Policía Nacional, así como 519 puestos de control del Ejército con más de 13 mil efectivos.

En estos puestos, además, se realizan acciones de prevención y sensibilización, al igual que la entrega de información para evitar el contagio del COVID-19. A estos controles se suman las caravanas de seguridad para garantizar el abastecimiento de las ciudades.

Así mismo, cerca de 9 mil policías se encuentran en planes específicos de control y vigilancia a establecimientos, como: hospitales, supermercados, terminales de transporte, plazas de mercado, aeropuertos y entidades financieras, con el fin de garantizar el orden y la seguridad.

En ese orden de ideas se han realizado 753 actividades de verificación en hoteles y zonas de afluencia turística, para confirmar que se estén acatando las restricciones.

Para garantizar el cumplimiento del cierre de fronteras, ordenado por el Gobierno nacional, la Policía y más de 29 mil integrantes de las Fuerzas Militares vigilan los pasos fronterizos.

Durante la jornada previa en varias ciudades centenares de colombianos han incumplido las restricciones que habían impuesto los mandatarios locales. El castigo por no acatar las medidas puede ser hasta de 8 años de cárcel o 10 mil salarios mínimos.

Por otra parte, el Ejército Nacional ha dispuesto en cada batallón el alistamiento de un pelotón como reserva con capacidades para adelantar operaciones humanitarias. Se trata de más de 450 unidades con este propósito.