Un policía murió, y seis más resultaron heridos, tras el ataque a un Escuadrón Móvil de Carabineros que fue emboscado por grupos armados al margen de la ley, durante una diligencia judicial del proceso de restitución de tierras en Tuluá, Valle del Cauca.

Así pues, cuando el vehículo de la Policía pasaba sobre un puente, se activaron artefactos explosivos y ráfagas de fusil contra la Fuerza Pública.

 

Le puede interesar: Sigue el asesinato de líderes: un comunero indígena de 17 años es la víctima más reciente

 

Los hechos ocurrieron en el corregimiento de Ceilán, vereda San Rafael sobre las 2:40 p. m., allí murió el patrullero Ricardo Andrés Álvarez Cardona de 27 años y resultaron lesionados varios patrulleros más, quienes se encuentran recibiendo atención médica.

La Unidad de Restitución de Tierras rechazó el atentado contra la Fuerza Pública en Tuluá.

“La Unidad de Restitución de Tierras expresa toda la solidaridad a las familias de este héroe de la patria y condena el accionar de los grupos subversivos que con la presencia de la institucionalidad en los territorios más apartados del país, atacan y se constituyen en una amenaza permanente e ilegal para los derechos esenciales de todos los ciudadanos”, afirmó la Unidad de Restitución de Tierras.

 

Vea también: Universidad Javeriana alerta de crisis sin precedentes de la educación en Colombia