Delincuentes armados llegaron a un banco, dentro de un centro comercial en el norte de Barranquilla cuando apenas abría para la atención al público.

En el lugar había un policía de civil que estaba en su día de descanso y forcejeó con uno de los antisociales, hasta desarmarlo.

 

Lea también: Declaran ilegal captura de presunto responsable de crimen del subteniente Vallejo

 

“En esta sucursal bancaria, después de la apertura, unos sujetos intentan hacer un hurto. En este lugar se hallaba un policía que estaba en su día de descanso. El policía reacciona contra estas dos personas quitándole el arma a uno de ellos y haciendo un par de disparos. Parece que uno de estos delincuentes está lesionado. Sin embargo, los delincuentes arremeten contra el policía, le causan una lesión en la cabeza, le quitan el arma y huyen”, explicó el coronel John Sepúlveda, comandante operativo de la Policía Metropolitana de Barranquilla.

 

Quizás le interese: Detienen a ingeniero y a su esposa acusados de vender secretos de submarinos nucleares de EE. UU.

 

Las autoridades buscan a uno de los delincuentes que habría resultado herido.

Los ladrones armados estaban en motocicleta, en una zona bancaria en la que está prohibido el parrillero hombre en moto.