La ocupación del 86 % de las camas UCI obligó a decretar el encierro de los payaneses durante los fines de semana, el dramático aumento pone en riesgo de alerta roja la red hospitalaria. En el resto del Cauca también fueron decretadas restricciones a la movilidad.

Un poco más de una hora transcurre del confinamiento temporal decretado para Popayán, derivado de la alta ocupación de camas UCI, medida que se extenderá todos los fines de semana de enero y febrero desde las ocho de la noche de los viernes hasta las cinco de la mañana del lunes.

“Se toma la decisión de un toque de queda desde hoy viernes a las 8 de la noche hasta el lunes a las cinco de la mañana”, afirmó Juan Carlos López, alcalde de Popayán.

En Cauca existen 221 camas de cuidado intensivo para la atención de pacientes COVID-19, de las cuales 185 se encuentran ocupadas, que representa un porcentaje del 85,6 %.

Vea también: Vea qué restricciones tendrá su departamento según ocupación de las UCI

Publicidad

“35 camas disponibles en todo el departamento del Cauca. Si continúa el incremento de uso de camas UCI nos avocaríamos entonces a una alerta roja”, aseguró Lida Mera Paz, secretaria de Salud del Cauca.

Para los restantes 41 municipios del Cauca, el Gobierno departamental decretó toques de queda para los fines de semana desde las seis de la tarde hasta las seis de la mañana del día siguiente.