El Hospital San José de Popayán indicó que tiene sus neveras llenas con cadáveres positivos y sospechosos para COVID-19, esta situación se presenta porque los municipios de donde son oriundos los fallecidos no han adelantado las diligencias para asumir los costos de cremación como lo indica la norma.

El gerente del Hospital San José de Popayán reveló que después del levantamiento de la cuarentena para algunos sectores productivos, el número de contagiados por COVID-19 en el Cauca aumentó al doble, también el número de fallecidos.

“Cuatro neveras que tiene el Hospital Universitaro San José están copadas, no tenernos espacio para más”, dijo César Sarria Porras, gerente del Hospital San José de Popayán.

Explica el funcionario que la norma es clara en ordenar a los municipios de origen de los pacientes asumir los gastos de cremación, cuando las familias son de escasos recursos y no tienen cómo costear este procedimiento.

“Se necesita que los familiares hagan la petición ante su respectiva alcaldía, oficialmente, en la que declaran que no tiene los recursos para la cremación”, agregó Sarria Porras.

El gerente asegura que los momentos más dramáticos se viven los fines de semana, cuando las unidades de cuidados intensivos para pacientes COVID-19 se ven completamente llenas, por eso hizo un llamado a mantener el aislamiento social y las medidas de autoprotección y bioseguridad.