Frente a un alza del precio de las matrículas en las universidades privadas, el ministro de Educación expresó su preocupación y confirmó que tendrá una reunión este viernes con la Asociación Colombiana de Universidades, ASCUN, para aclarar varios puntos.

Inicialmente, Alejandro Gaviria, jefe de la cartera, enfatizó en el diálogo permanente que debe ser lo primordial para llegar a acuerdos entre estudiantes y las instituciones.

Le puede interesar: Estudiantes reclaman incremento en costo de matrícula en la Universidad Javeriana de Cali

Asegura que, aunque el Ministerio no tiene poder para ejercer un control legal sobre las tarifas, el llamado es a que dicha alza no esté por encima del IPC y que asimismo se debe informar oportunamente tanto a los estudiantes como al Ministerio.

El alto funcionario dijo que las instituciones tienen un plazo hasta el 15 de diciembre para presentar un informe que justifique el alza y explique cuánto se va a recibir y a qué se va a destinar el dinero.

Sin embargo, tras el anuncio de las universidades a los estudiantes, el ministro afirma que aún no se han recibido dichos informes.

“Yo entiendo que ustedes tienen la prerrogativa, que el Ministerio de Educación no tiene facultad legal de controlar esas tarifas, pero los aumentos deberían ser inferiores al IPC o no superiores al IPC”, confirmó Gaviria.

Le recomendamos leer: Gustavo Petro le propuso a José Félix Lafaurie que “integre la comisión de negociadores con el ELN”

De igual manera, enfatizó en la preocupación que surge por lo que esto puede causar en las finanzas de las familias y pronóstico un posible aumento del desempleo en el 2023.

“Dos preocupaciones, el efecto sobre las finanzas de familias de estudiantes por a inflación, el efecto sobre las finanzas por la desaceleración de la economía y un posible aumento del desempleo el año entrante“.

Finalmente, puntualizó en que esta clase de decisiones no pueden ser unilaterales, por la “naturaleza política” del tema y por la legitimidad de la iniciativa.