El retraso en la jornada de vacunación que viven hoy 60 municipios de los 87 de Santander tiene dos causas.

No han incrementado los equipos vacunadores. Segundo, hemos visto que familiares del personal de adultos mayores no están permitiendo vacunar a esta población”, dijo el secretario de Salud de Santander, Javier Villamizar.

Y es que el temor por los hechos ocurridos en esta y otras regiones del país sobre engaños y secuelas de las vacunas tiene a muchos abuelitos pensándolo.

 

 

Porque hay muchos comentarios que eso le hace daño a uno, que uno se muere y a mí me da miedo por eso”, dice la adulta mayor, Esperanza Pinilla.

Contrario al panorama departamental, Bucaramanga avanza al 100%, según su alcalde porque están buscando casa por casa.

 

 

Hoy ya más del 83 % de los ciudadanos de la primera etapa vacunados. Hay que seguir, hemos estado saliendo a los barrios a encontrar esas personas para vacunarlas”, manifiesta el alcalde de Bucaramanga, Juan Carlos Cárdenas.

Ante la falta de clínicas, escenarios y personal para vacunar, la Universidad Industrial ofreció su campus.

Casa a casa, finca a finca, vereda a vereda, un grupo de personas llamados “padrinos” buscarán en todos los 87 municipios la población adulta mayor para aplicarles las más de 64 mil dosis entregadas al departamento de Santander.