La Procuraduría General de la Nación inició indagación para establecer si existe responsabilidad disciplinaria por parte de empleados públicos en el caso de presunto racismo a la docente, Kerlin Murillo Mena y su familia en la vereda de Morcote en Paya, Boyacá.

El Ministerio Público rechazó todo acto de discriminación que se realice contra cualquier persona en suelo colombiano o fuera de él y posteriormente, designó la constitución de una agencia especial en los procesos penales que se hayan abierto con ocasión de las denuncias.

Le recomendamos leer: Exministro de Defensa, Diego Molano reprocha decisión de liberar manifestantes

Asimismo, el ente de control inició vigilancia del proceso administrativo de restablecimiento de derechos de los menores que al parecer están vinculados en lo sucedido.

La segregación es una conducta sin cabida en el comportamiento de las relaciones personales y profesionales.