Los cuatro magistrados y el conjuez que aprobaron la despenalización del aborto hasta la semana 24 de gestación eligieron ese tiempo como límite al considerar que, después de las 24 semanas, hay una “mayor probabilidad de vida autónoma extrauterina del feto”, es decir, que pueda sobrevivir por fuera del vientre.

“Este límite gestacional para la práctica del aborto ha sido adoptado, entre otros, en Holanda, en varios estados de Estados Unidos, de manera reciente, por ejemplo, en el Estado de Nueva York, en el año 2019, en varias de las provincias y territorios de Canadá, en Singapur y en algunos estados de Australia, como ocurre en el estado de Victoria”, advierte el fallo aprobado con los votos del conjuez Julio Ossa y de los magistrados Alberto Rojas, Antonio Lizarazo, Diana Fajardo y José Reyes.

Según el comunicado de la Corte, los magistrados analizaron dos fallos de la Corte Suprema de Estados Unidos. En ‘Roe vs. Wade’ (1973) se establece que la viabilidad extrauterina se da desde la semana 28 de gestación y en :Planned Parenthood vs. Casey’ (1992) se establece que la viabilidad se da entre las semanas 23 y 24.

Los magistrados Jorge Ibáñez, Cristina Pardo y Paola Meneses coincidieron en que la despenalización del aborto hasta los 24 meses “genera una desprotección de la vida del que está por nacer“.

“La Corte no está en posición de determinar las semanas a partir de las cuales es posible practicar un aborto”, advirtió Meneses.

Por su parte, la magistrada Gloria Ortiz sentenció que solo el Congreso podía establecer ese límite.