Por tercera vez, Cartagena se quedó sin Programa de Alimentación Escolar – PAE; 46.000 estudiantes están afectados.

Sigue complicándose la situación con el tema PAE, ya que desde mediados del mes de abril, más de 106 mil estudiantes no reciben beneficiados en el distrito de Cartagena.

Lea más: “La ley no puede asignarle funciones al vicepresidente”: Corte Constitucional

Según la Secretaría de Educación, por tercera vez se declaró desierta la rueda de negocios para escogencia del nuevo operador, teniendo en cuenta que no contaba con los requisitos.

“Hace aproximadamente mes y medio no tenemos por contratación el PAE en las instituciones educativas, pero desde antes hubo muchas fallas como en las entregas, no dieron los insumos que se requerían; por lo tanto fue un proyecto muy irregular en cuanto a su entrega a los estudiantes”, explicó Carlos Salas, rector de la institución Fulgencio Lequerica Vélez.

Podría leer: Porvenir llegó a los 11 millones de afiliados en pensiones obligatorias

“Esto ha tenido consecuencias. Si analizamos el sector en el que nos encontramos, esta escuela atiende cerca del 57 % de los estudiantes que se encuentran en pobreza extrema; no es un dato nuestro, es del DANE. El 57 % de pobreza extrema significa que no tienen los recursos suficientes para subsistir diariamente“, agregó.

El rector Salas resaltó que este proyecto [PAE] es un “apoyo muy grande”.

“Hemos tenido altos niveles de deserción y nos lo dicen los padres, tienen que irse a otro lugar a buscar otras formas de ganarse la vida porque la situación se ha puesto muy difícil en Cartagena y, si a parte no tienen el PAE, entonces no les queda otra que llevarse a sus hijos a otros sectores de la ciudad o entregarlos a familiares que los tienen en otras instituciones estudiando”, continuó Salas.

Conozca más: Gobierno no escatima recursos para dar con responsables del asesinato de Marcelo Pecci: MinInterior

Esta medida conlleva a unas consecuencias “bastantes graves”, debido a que los estudiantes -en muchas ocasiones- “no encuentran cupos o simplemente, se van a otras regiones y ciudades y se quedan desescolarizados”.

“Luego de dos años de pandemia, en los cuales los estudiantes no estuvieron en las escuelas directamente, vuelven a estar ausentes, a nivel educativo y futuro del país, trae unas consecuencias nefastas“, concluyó el rector Salas.