Ya existe un pronunciamiento contencioso que avala la ratificación de los acuerdos del Teatro Colón por parte del Congreso, como depositario de la democracia representativa.