La Unión Europea, sus Estados miembros más Suiza y Noruega expresaron su preocupación por el incremento en el número de ataques y asesinatos contra líderes sociales y defensores de derechos humanos en Colombia.

Por medio de un comunicado conjunto, el organismo sostuvo que “en este momento resulta esencial que los defensores de derechos humanos puedan hacer oír su voz y que se garantice el derecho a la participación política”.

Asimismo, el documento reconoce los avances del Gobierno nacional en la protección efectiva de los líderes sociales, entre otros el «plan Horus».

Resaltó que “la lucha contra la impunidad unida a la investigación rigurosa y contextual son elementos fundamentales para acabar con los ataques a líderes sociales y defensores de derechos humanos. Por ello damos la bienvenida a las medidas que ha tomado la Fiscalía General y confiamos en que la Unidad para la Lucha contra el Crimen Organizado arroje resultados en el corto plazo”.