Salir de clases se ha convertido en un riesgo que deben asumir algunos estudiantes de la Universidad Nacional de Medellín, por la presencia de delincuentes que roban sus objetos personales.

‘’Está muy peligroso, ha habido muchos hurtos, incluso hace pocos meses hubo un abuso a una compañera de acá de la universidad, entonces la situación está crítica, todos los días uno ve por redes sociales que todos se quejan’’, indicó la estudiante, Andrea Camila Quiñones.

‘’Nos han robado, nos han perseguido, las mujeres somos como muy vulnerables’’, aseguró Laura Marín Restrepo, otra estudiante de la universidad.

La Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, hizo un refuerzo de seguridad y brinda acompañamiento a los estudiantes.

‘’Hemos organizado unas mesas de trabajo con la Universidad Nacional, con el señor rector, con los estudiantes, estamos haciendo unos trabajos externos al igual que internos con el personal de prevención para hablar con los estudiantes que tengan alguna seguridad personal entre ellos’’, manifestó el comandante operativo de la Policía Metropolitana del Valle del Aburrá, coronel Luis León.

Según cifras de la Secretaría de Seguridad de Medellín, en un mes se han presentado 1000 hurtos, siendo el celular el artículo más robado.