Tras una reunión que se llevó a cabo en Bucaramanga, el gremio de taxistas en las últimas horas acordó que el próximo 16 de marzo se llevará a cabo una nueva jornada de paro nacional.

Según lo dio a conocer el vocero, Hugo Ospina, esta movilización se presentará por tres importantes razones.

“No vamos a permitir que en ningún caso vengan a eliminar las empresas, esperamos siga el tejido empresarial en el servicio público individual y otras modalidades”, indicó Ospina.

Como segundo punto, el gremio manifestó que no permitirán que «bajo ninguna circunstancia vehículos particulares vengan a prestar un servicio público individual de taxis y usurpen las funciones de las empresas y de los conductores”.

Las peticiones las finalizó indicando que “no dejaremos que se acabe el uno a uno, la chatarrización de taxis en ninguna parte del territorio nacional”.

El vocero Ospina pidió al presidente Iván Duque que “se ordene el archivo de los proyectos 190 y 292. “Aquí estamos los que le dimos la palabra y los votos, ahora cumpla su palabra y no traicione al gremio de taxistas”.