El 24 de diciembre el Presidente de la República decretó la creación de 1.208 nuevos cargos para la Procuraduría, entre ellos, 20 asesores para el despacho de la procuradora Margarita Cabello, 10 procuradores delegados y 32 regionales. Cargos que le costarían al Estado más de 11.900 millones de pesos.

La Procuraduría justifica la ampliación de su planta por cumplir con el fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso del senador Gustavo Petro que los obligó a modificar sus funciones para que el funcionario que acuse sea distinto al que dicte sentencia.

Te puede interesar: Gobierno objeta proyecto que buscaba normalizar tiempos de respuesta a los derechos de petición

La creación de estos numerosos cargos ha generado controversia por cuenta de que la misma procuradora Cabello negó la versión de la creación de miles de cargos a mediados de este año.

La Procuraduría defendió sus cargos mediante un comunicado en el que cuentan que el 89% de los nuevos cargos, 1.080, no serán a dedo pues son de carrera y que hoy tienen 12 mil procesos en riesgo de prescripción de un total de 75 mil casos activos.