Durante el XXIV Encuentro de la Jurisdicción Ordinaria, el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Luis Antonio Hernández, cuestionó a quienes atacan la integridad de los jueces por sus decisiones judiciales.

El problema no es que se critiquen las decisiones de los jueces sino que se haga con mentiras, con campañas de aniquilamiento moral contra los funcionarios judiciales, con acusaciones infundadas de que somos manipulados por algún sector político o por otros poderes públicos, todo ello bajo la máscara de la denominada posverdad, que es distorsión y manipulación. Se trata de una práctica que resiente la convivencia pacífica“, advirtió el magistrado.

Te puede interesar: Inicia la aplicación de dosis de refuerzo para mayores de 50 años

El problema es que se haga desde la superficialidad del desconocimiento, sin argumentos, en ocasiones desde la idea no confesada de que hay personas a las que la justicia no puede tocar porque se encuentran por encima de la ley“, agregó.

Hernández también defendió a los jueces ante las constantes críticas ciudadanas y de sectores políticos por la concesión de libertades a delincuentes.

En video: Carlos Mattos se desmayó cuando conoció que sería enviado a la cárcel

Los costos de inseguridad e impunidad, entonces, no son responsabilidad de la judicatura. Los jueces –y es lo que debería interiorizar la sociedad— resolvemos el conflicto en derecho. Ni capturamos ni acusamos. Estas son funciones atribuidas a otras autoridades en el Estado, las cuales deben cumplir con acatamiento de principios mínimos constitucionales“, agregó.

El presidente de la Corte también pidió más presupuesto para la Rama Judicial e incrementar los cargos de jueces.

Es necesario, a corto plazo, para erradicar la congestión, duplicar el número de jueces de la jurisdicción ordinaria. Es una idea ambiciosa que se tiene que interiorizar como un objetivo posible“, puntualizó.